La quinta Mesa de la Sanidad Animal en Extremadura ha arrojado datos que mejoran la situación de la ganadería extremeña con respecto al año anterior: “La prevalencia de la tuberculosis bovina en animales ha descendido considerablemente, hemos pasado de un 1,59% en 2015 a un 0,70% en 2016”, señala Antonio Prieto, secretario de Ganadería en UPA-UCE Extremadura.

Sin embargo, el índice de prevalencia en las explotaciones de vacuno se mantiene en los mismos valores que el año pasado “en torno al 12%, demasiado alto”, lo que significa que las medidas acordadas están empezando a dar resultados a partir del segundo semestre de 2016: “Si observamos los datos parciales, de los últimos seis meses, tenemos una prevalencia en explotaciones del 3,73% y en animales del 0,12%. Aunque debemos ser prudentes, tenemos motivos para creer que 2017 podemos mejorar sustancialmente los datos que tenemos”, hace hincapié el secretario de ganadería de UPA-UCE.

“Es necesario que las Administraciones cumplan los compromisos adquiridos en la Mesa de la Sanidad”, por lo que Prieto exige el cumplimiento del control poblacional y sanitario la fauna salvaje de la región: “Es una demanda que compartimos los ganaderos y el sector cinegético ante el exceso de animales”.

Asimismo, desde UPA-UCE informan sobre la respuesta del MAPAMA a las propuestas de UPA-UCE sobre la enfermedad. Tras la reunión mantenida con el Ministerio hace unos meses en la que le planteamos la situación de los ganaderos extremeños, el MAPAMA se ha comprometido a implantar determinadas medidas que los ganaderos necesitan con urgencia.

 

En primer lugar, Agricultura se ha comprometido a desarrollar en el año 2017 un Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Silvestres de aplicación en todo el territorio nacional. También hemos conseguido que se revisen los baremos de indemnización, revisión que “se llevará a cabo a la mayor brevedad”, según representantes del MAPAMA.

Otras medidas en las que incide la organización son la flexibilización de movimientos en todo el territorio nacional para los terneros menores de 12 meses, una financiación específica para las explotaciones afectadas y un mayor apoyo a la investigación en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura ha destacado en la reunión de esta Mesa que ha invertido 18.300.000 euros durante 2016 en materia de sanidad animal con el objetivo de luchar contra la tuberculosis bovina en la región.  

 

http://www.agroinformacion.com/