El sector lácteo empieza a mirar a todas partes en busca de unas soluciones que no llegan.

 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) reclama al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE que se inicia este lunes en Bruselas una regulación obligatoria de la producción láctea que sirva para ajustar la oferta a la demanda real en el ámbito comunitario. 

 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) reclama al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE que se inicia este lunes en Bruselas una regulación obligatoria de la producción láctea que sirva para ajustar la oferta a la demanda real en el ámbito comunitario. 

COAG: «La política de autorregulación ha fracasado y debe haber una obligatoria»

 

En ese sentido, ve que es necesario flexibilizar el sistema de intervención de mantequilla y leche en polvo, equiparando los precios de retirada a los costes reales para liberar al mercado de la presión de los excedentes y recuperar así los precios a los ganaderos. “Por sí sola, la política de autorregulación ha fracasado, por lo que debe ir sustentada sobre la base de una regulación obligatoria legislada en la UE.  La crisis no sólo obedece a los fundamentos del mercado oferta-demanda. También influye la falta de ética empresarial de industrias y distribución y la escasa voluntad política para tomar medidas eficaces”, ha afirmado Gaspar Anabitarte, responsable del sector lácteo de COAG.


En clave estatal, considera necesario reordenar el sector, vigilando especialmente los descarados incumplimientos de una parte importante de las industrias. “Los acuerdos que han firmado en referencia a los contratos homologados y la sostenibilidad del sector lácteo se están incumplimiento de forma reiterada, incluyendo clausulas ilegales y abusivas en los contratos y saltándose a la torera el compromiso de unos precios sostenibles para todos los eslabones de cadena de valor”,  ha apuntado Anabitarte. La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) tiene que actuar, obligando a aquellas industrias que se acogieron al Código de Buenas Prácticas mercantiles en la cadena alimentaria a respetar los términos del contrato homologado.

Además, para COAG es necesaria la definición de una “leche tipo” (para todo el Estado y por territorios) que garantice una homogeneidad en cuanto a los criterios de calidad exigibles por parte de las industrias (materia grasa, materia proteica, punto crioscópico, etc.) e imposibilite bajadas de precios encubiertas de manera unilateral por parte de las mismas “Si no han querido llegar a un acuerdo en el seno de la interprofesional láctea, exigimos que se regule obligatoriamente por decreto”, ha afirmado tajante el responsable de COAG.

UPA urge una política láctea de Estado para salvar el sector de la leche

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) denuncia que después de un año de crisis en el sector lácteo, las pérdidas económicas son millonarias y zonas y pueblos enteros se han arruinado por la pérdida de su principal motor económico. Por eso, la organización agraria considera que el Ministerio de Agricultura tiene que intensificar los esfuerzos por coordinar la política láctea con las Comunidades Autónomas.

 

UPA señala la necesidad de una política de Estado que esté coordinada con las Comunidades Autónomas y en la que participen el sector y los consumidores. La organización apunta a una política nacional y autonómica de identificación clara de la procedencia y el origen de la leche y los productos lácteos, incluyendo los quesos, porque afirman que «no hay duda de que los consumidores valoran nuestros productos, pero en muchas ocasiones tienen serias dificultades para identificar su origen».

Además, la organización también pide que se destine a intervención la leche que circula a bajos precios y que presiona a la baja las cotizaciones del resto. Desde UPA explican que en estos momentos, una parte nada despreciable de la leche (20%) está a precios incluso por debajo de los de intervención (22€/100kg). «Necesitamos una gestión conjunta para que esa leche vaya a canales reales de intervención o se destine a ayuda humanitaria, y no acabe en un vendiéndose en el supermercado a un precio tirado y banalizando la leche líquida».

Por último, UPA exige que el próximo lunes 14 de marzo, en el Consejo de Ministros de la UE se tomen medidas urgentes que ayuden a paliar la crisis láctea que dura ya «más de lo que los productores pueden soportar».

Piden a la Junta de CyL que aporte soluciones propias al sector lácteo

 

Por su parte, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha anunciado que esta semana en el pleno de las Cortes, va a exigir al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que cumpla con sus competencias y aporte soluciones propias a la grave situación del sector lácteo, como la puesta en marcha inmediatamente el seguro de rentas para los ganaderos y que cumpla la Ley Agraria.

 Tudanca ha recordado que esta Ley ya establecía hace dos años instrumentos que habrían podido paliar la situación del sector lácteo, como el defensor de la cadena alimentaria o el observatorio de precios. Sin embargo, ha subrayado que la Junta de Castilla y León está incumpliendo sus propias leyes y haciendo dejación de funciones con sus competencias.

Por eso ha dicho que la Junta va a tener todo el apoyo del PSOE «para ir a Bruselas a defender al sector pero tienen también que cumplir sus propias obligaciones» y defender una postura común en Europa.

También ha criticado la actitud del Gobierno de España ante esta crisis, desando que la ministra de Agricultura y Ganadería se preocupara mas de lo que sucede en su tierra, «porque desde las Elecciones no se la ha vuelto a ver el pelo por aquí para defender al sector lácteo».